miércoles, 2 de agosto de 2017

La Singla




Si alguna visita de oído fino capta la mínima décima de segundo fuera de compás de la bailaora o algún leve desajuste en la composición de su figura, debe advertirse a los nuevos aficionados, o a los jóvenes que se estén iniciando, que Antonia la Singla era sordomuda.
Interesados en los milagros: pinchen.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Q bárbaro....



SOBRI